#OscarsTanMasculinos: ¿dónde están las mujeres en el cine de Hollywood?

En los últimos 6 años sólo el 17% de las películas nominadas a los Oscars tienen mujeres hablando más de 1 minuto de algo que no sea un hombre. Vale la pena profundizar acerca de qué pasa en el cine de consumo masivo y el lugar que ocupan las mujeres.

La importancia de medir: el “Test de Bechdel”

El Test de Bechdel fue creado en 1985 por la caricaturista Allison Bechdel en su tira “The Rule” para burlarse de que hubiera tan pocas películas con personajes femeninos significativos.

Para pasar el test, una película sólo necesita cumplir con tres reglas:
1) que haya al menos dos mujeres cuyos personajes tengan nombre,
2) que hablen entre sí,
3) y que el tema de conversación no se trate de un hombre.

Bechdel

Por supuesto, este test pone la vara demasiado baja. Que dos mujeres hablen de algo que no sea un hombre no es garantía de que estén visibilizadas, ni determina si una película tiene buenas representaciones del mundo femenino (de hecho, algunas películas con representaciones sexistas o estereotipadas lo pasan con holgura). Pero sí ayuda a identificar la falta de papeles femeninos relevantes y significativos como un patrón más grande en la industria cinematográfica. Aún así, es sorprendente la cantidad de películas que, de todas maneras, no lo pasan.

El Test de Bechdel en Hollywood

La crítica de medios Anita Sarkessian decidió usar el Test de Bechdel para analizar las películas nominadas a los premios Oscars en el 2011, ya que estos premios son considerados como “lo mejor de lo mejor” del cine -al menos dentro la propia industria-, y al mismo tiempo funcionan como una inmensa plataforma de difusión mundial de las películas nominadas y ganadoras.

Sarkessian encontró que de las 9 películas nominadas a mejor película sólo 2 pasaban el test. Por este motivo, extendió el test agregando una cuarta regla: que el diálogo entre las dos mujeres durara más de 60 segundos. Con la nueva regla, solamente 1 película pasó el test ese año.

Bechdel

Para ver si este patrón se repetía en los Oscars a lo largo del tiempo, Grow y Pastiche aplicaron el Test de Bechdel de 60” a todas las películas nominadas a “Mejor Película” de los Oscars de los últimos 6 años (películas estrenadas entre 2010 y 2015 y premiadas entre 2011 y 2016).

¿Los resultados?

De las 53 películas nominadas a mejor película solamente en 9 se ve a dos mujeres conversando durante más de un minuto de algo que no sea un hombre (17%).

De las películas observadas:

  • En el 13% no tienen dos personajes femeninos con nombre.
  • En el 25% tienen mujeres con nombre, pero NO mantienen diálogos entre ellas.
  • En el  17% las mujeres con nombre hablan entre ellas, pero solo de hombres!
  • En el 28% las mujeres con nombre hablan entre ellas de algo que no es un varón, pero el diálogo dura menos que 60’’
  • En el 17% las mujeres con nombre hablan entre ellas de algo que no es un varón, y el dialogo dura al menos 60’’

Bechdel

Dicho de otra manera, en el 83% de lo que Hollywood clasifica como su mejor producción, no hay mujeres teniendo diálogos ricos, interesantes o inclusive aburridos ya que las mujeres no existen ni hablan entre sí; y en los casos donde sí hablan, solamente se refieren a los hombres. En los momentos donde las mujeres conversan de un tema que no sea un varón, esas conversaciones no superan el minuto.

Bechdel

No es novedad que ninguna de las películas que resultaron ganadoras pasa el Test de Bechdel de 60”:

The King’s Speech (2010)
The Artist (2011)
Argo (2012)
12 Years a Slave (2013)
Birdman (2014)

Otro dato muy relevante es que todas estas películas giran en torno a la historia de vida de un hombre; de historias de mujeres mejor no hablar.

Bechdel

Un problema mayor: El techo de celuloide

En 2012, las mujeres representaron sólo el 18 por ciento de los escritores, directores, productores y editores de la industria cinematográfica estadounidense, según un estudio realizado por Martha M. Lauzen llamado “El techo de celuloide: el detrás de escena del empleo de las mujeres en las mejores 250 películas de 2012”. Este estudio revela que la cantidad de mujeres en la producción de las piezas cinematográficas se mantuvo igual desde 1998.

Una investigación encontró que cuando todo el equipo de guión de una película está compuesto por hombres, el 50% de las películas no pasa el Test de Bechdel, pero cuando se agrega una mujer al equipo, sólo un tercio no lo pasa, y cuando todo el equipo de guionistas está formado por mujeres todas pasan el test. Esto refuerza la idea de que, si bien la presencia de las mujeres no garantiza una mayor diversidad en las películas, cuando hay mujeres, más películas pasan el test.

#OscarsTanMasculinos

La “Academia” publicó hace unos días las nominaciones para los premios Oscar de este año e instantáneamente aparecieron las críticas: ninguno de los nominados a mejor actor/actriz es negro/a, no nominaron a ninguna mujer para el premio a Mejor Director/a y la mayoría de las nominaciones no incluyen a latinos, negros o mujeres. Los hashtags #OscarsSoWhite (Oscars tan blancos) y #OscarsSoMale (Oscars tan masculinos) vienen cosechando rechazos a las nominaciones desde que se anunciaron las listas.

Si una parte enorme de la población está invisibilizada o subrepresentada en los medios, el relato que se hará no será veraz ni objetivo ni responsable sino discriminatorio. Por eso, “deberíamos celebrar la diversidad en productos mediáticos que reflejen el mundo en el que vivimos; las historias que estos productos cuentan resuenan en las audiencias de todo el mundo. (…) En vez de ponerse del lado incorrecto de la historia, la ‘Academia’ podría liderar este esfuerzo” (Siebel Newson).

El Test en los Oscars 2016

En los Oscars de este año, de las 8 películas nominadas a “Mejor Película”, 2 pasan el Test de Bechdel de 60”: “Mad Max: Fury on the road” y “Brooklyn”, que lo pasa con creces por tener varios minutos de conversaciones entre mujeres; casualmente dos historias que siguen de cerca la vida de una mujer.

Bechdel

Restará saber si con el tiempo año se romperá el patrón de películas hechas por hombres, contando historias de hombres, acompañados por mujeres. Habrá que ver si el ingreso de la mujer a puestos clave en la industria de cine como guionistas, directoras y productoas alterará este equilibrio.

Te invitamos al desafío #52FilmsByWomen para mirar una película de directora mujer por semana por un año. Mirá las sugerencias de Un Pastiche.

Dejar Comentario

Tu email no se publica. (*) Campos Obligatorios