La cultura de acoso

Esta semana surgió el debate sobre los dichos de Cordera en el marco de una clase de TEA.
Desde Grow nos sumamos al repudio de sus dichos, pero además queremos invitarlos a varias relfexiones: ¿Porqué aun hoy alguien, cualquiera, puede sentirse en la libertad de decir semejantes atrocidades? y lo que también nos preocupa es ¿qué dice este suceso sobre la institución donde se realizó este evento?
No importa si uno usa un lenguaje soez, pero afirmar que está bien que un adulto tenga sexo con un niño, niña, adolescente menor de 18 años es ir contra la ley, es no reconocer que el adulto se encuentra en una situación de poder, de dominación sobre el/la menor.
Que cualquiera de nosotros digamos que “Hay mujeres que necesitan ser violadas”, aún entre amigos, en el marco de bromas, o de una clase de psicodrama, no debería ser tolerado por nadie. Esto no se dice, ni debería decirse más. En el contexto de un país donde muere una mujer cada 30 horas, este dicho, aunque sea jocoso, viola los derechos humanos.
Y en el momento en que alguno de nosotros escucha este tipo de comentarios y no decimos nada, también somos culpables. Por que de esta manera avalamos que se perpetue la cultura del acoso sexual y de las violaciones, Continuamos repitiendo y replicando la creencia de que los hombres son unos animales desenfrenados que ante una oportunidad de tener sexo no pueden frenarse, que tener sexo con violencia está bien y le produce placer al varón y a la mujer.
Que la Institución no haya detenido la entrevista, al entrevistado, da un mensaje aún peor: ¿Cuales son sus valores? ¿Cual es su postura al respecto? ¿Qué mensaje le está transmitiendo a sus alumnos? El silencio avala los dichos y lamentablemente para sus alumnos, también está haciendo apología del acoso. Esto no debe permitirse más y está en todos nosotros detenerlos.
Que la Institución sea una escuela de periodismo y que su primera reacción haya sido hacer referencia a una norma por la cual lo que sucede en la clase “no puede ser publicado”, nos hace preguntar sobre la calidad del periodismo que predican.
Inline image 1
Por suerte al día siguiente sacaron otro comunicado, donde se comprometen a revisar sus políticas. Pero los invitamos a que reflexionen sobre su cultura organizacional y sobre todas sus prácticas. En un momento donde abundan las denuncias sobre las notas sexistas en los medios, parece de suma importancia incluir la perspectiva de género a su estructura y a su curricula. Para que ningún alumno ni alumna deba encontrarse en una situación tan incómoda. (Pueden chequear la campaña #ItsOnUs por ejemplo). Sino esperamos que su alumnado elija mejores instituciones, donde se sientan desafiados, estimulados y protegidos como personas.
Gracias Jonatan Darling por sacar el tema a la luz, por que es una manera de visibilizar creencias que tenemos naturalizadas como sociedad y que debemos erradicar.
#NiUnaMenos vino a dar voz a millones de personas que creemos que ya no es chiste hablar de la violencia hacia la mujer, que ya no es tolerable y que nos parece desvalorizante tener que salir a la calle por nuestras vidas, un derecho fundamental.
Por que nos merecemos una cultura no sexista, con CERO tolerancia a cualquier tipo de violencia.
Para pensar.

Dejar Comentario

Tu email no se publica. (*) Campos Obligatorios