Cuando los juguetes desalientan

Una de las instituciones de ingeniería más grandes del mundo, el Instituto de Ingeniería y Tecnología (IET), lanzó una campaña para advertir sobre la influencia de los estereotipos de género en los juguetes. Su preocupación principal: algunos juguetes podrían desalentar que las niñas sigan carreras de ingeniería y tecnología.

Uno de los objetivos del IET con esta campaña es animar a más niñas a seguir carreras en ingeniería, ciencia y tecnología ya que son disciplinas que tienen buena salida laboral y son bien remuneradas. Las cifras más recientes muestran que las mujeres representan sólo el 9% de los ingenieros en el Reino Unido, a pesar del entusiasmo que las niñas manifiestan por las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en la escuela. Según investigaciones del IET el 39% de las alumnas disfrutan de la informática y 36% de las ciencias, sin embargo no las eligen como carreras.

Su principal hallazgo afirma que la cantidad de juguetes de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) dirigidos a niños triplica la cantidad que los dirigidos a niñas. Al buscar juguetes online, el 30% de los juguetes STEM se ofrecen como juguetes para niños en comparación con sólo el 11% para niñas. ¿Habilitamos desde la oferta de juguetes la posibilidad de que las niñas se interesen y se identifiquen con juegos de ciencia, ingenio, construcción?

Del mismo modo, los juguetes vinculados con el cuidado de otros como bebes, carritos, peluches, cocinas y mamaderas están dirigidos a las niñas casi en su totalidad, y pesar de muchas campañas de concientización, aún la mayoría de los juguetes para niñas son rosas. ¿Qué mensaje le llega a aquel niño que quiere jugar a cocinar, dar de comer, o cuidar?

En ese sentido cabe preguntarnos, ¿cuáles son los estereotipos de la sociedad que podrían estar afectando a las nuevas generaciones de niñas y niños? Mientras que la responsabilidad de los padres es pensar fuera del rosa y el azul, los minoristas de juguetes y otros canales de venta también tienen la responsabilidad de no perpetuar estereotipos de género.

Hay que destacar que la industria del juguete está cambiando lentamente y más juguetes género-neutrales (como kits de ciencia) han comenzado a aparecer. “Muchos minoristas han hecho progresos reales en los últimos años, dejando de utilizar etiquetas de género en las tiendas. Por muchos años el marketing de juguetes promovió con demasiada frecuencia la idea de juguetes separados para niños y niñas” comenta Jess Day de Let Toys Be Toys.

El problema no son los juguetes, sino la idea de que algunas cosas son sólo para niños o niñas, sea a través del juego, el deporte u otra actividad. Al ser el juego una actividad central en el aprendizaje e incorporación de roles, pueden realmente influir en las expectativas de un niño o una niña a lo largo de su vida.

Nota elaborada por Grow a partir de una nota publicada en The Guardian

Dejar Comentario

Tu email no se publica. (*) Campos Obligatorios