Género y Juegos Olímpicos
Genero y Juegos Olimpicos

Durante los Juegos Olímpicos de Río 2016 pondremos en marcha un Observatorio de Género junto a Un Pastiche. Te invitamos a sumarte a nuestro equipo de investigación.

Escribinos a juegosolimpicosygenero@gmail.com.

¿Por qué un Observatorio de Género en los JJOO?

 

Porque la igualdad de género en los Juegos Olímpicos sigue siendo un desafío: hay poca participación femenina y la que hay no garantiza que no sean estereotipadas por género, percibidas como objetos deseables con atención en su vestimenta, desvalorizadas por la prensa, por los organizadores y por la publicidad inclusive en deportes en los que logran mayor cantidad de medallas que sus colegas masculinos, o retribuidas con menores montos salariales o de financiación, entre otras manifestaciones del problema.

Visitá: www.juegosolimpicosygenero.com

¿Cómo visibilizar el problema e impulsar un cambio?

 

Llevaremos adelante:

  • Una radiografía sobre la desigualdad de género en la participación de las mujeres en los Juegos Olímpicos 2016.
  • Un monitoreo de la representación de las atletas y equipos femeninos en los medios latinoamericanos.
  • Una promoción de denuncias y reclamos sobre la representación de las mujeres en la cobertura que los medios hagan sobre los JJOO 2016.

¡Sumate!

 

Si querés participar escribinos a juegosolimpicosygenero@gmail.com.

Mujer y Deporte

Sarah Attar en la primera participación de mujeres de Arabia Saudí en los Juegos Olímpicos / OLIVIER MORIN AFP

Historia de las Mujeres y los Juegos Olímpicos

En los primeros juegos, celebrados en Atenas en 1896, las mujeres estaban totalmente ausentes y, en los siguientes, en 1900, únicamente participarían en dos disciplinas: golf y tenis, deportes que se consideraban acordes con la supuesta naturaleza femenina. En la antigüedad, el deporte serviría para reforzar la división sexual del trabajo y que ésta se entienda como el estado natural de las cosas.

114 años después, los Juegos de Londres de 2012 se llamarían los “Juegos de la Mujeres” por el récord de participación femenina y por haber sido la primera vez que las mujeres compitieron en todas las categorías. Sin embargo, la igualdad de género en los Juegos Olímpicos seguiría siendo un desafío: la participación femenina no garantizó que no fueran estereotipadas, percibidas como objetos deseables con atención en su vestimenta, desvalorizadas por la prensa, por los organizadores y por la publicidad inclusive en deportes en los que lograron mayor cantidad de medallas que sus colegas masculinos, o retribuidas con menores montos salariales o de financiación, entre otras manifestaciones del problema.

En este contexto, es nuestra intención poner el foco en los Juegos Olímpicos de Río 2016, tanto para visibilizar la aún enorme desigualdad de género que sufren las participantes femeninas como para promover una discusión que habilite nuevas formas de encarar el problema.

“No es sólo un asunto de las mujeres. Se trata de valores humanos básicos y del espíritu y los ideales de los Juegos”. Michelle Bachelet

logojjoo3-3.Cuadrado