Sobre el PIOD, el plan que busca asegurar la igualdad de género

Por Georgina Sticco, Carolina Villanueva y Talia Szulewicz

El viernes 14 de diciembre se lanzó el Primer Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades y Derechos (PIOD), iniciativa impulsada desde el ámbito público para asegurar la igualdad de género en el país.

El plan presentado por el presidente Mauricio Macri, es producto de un contexto que tiene en el centro al movimiento de mujeres de nuestro país. Era momento de que todo lo que se viene discutiendo en materia de género se canalice en políticas públicas. Como dijo la Ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, el PIOD viene a saldar una deuda con la sociedad: la Argentina era el único país de la región que no contaba con un plan de igualdad, además de Cuba.

El plan se estructura en tres ejes centrales, según explicó la directora del INAM, Fabiana Tuñez:

  • Autonomía física: para garantizar que todas las mujeres puedan vivir libres de todo tipo de violencia y alcancen el nivel más elevado de salud en todas sus dimensiones.
  • Autonomía en la toma de decisiones: porque la participación de las mujeres en espacios de poder en condiciones de igualdad es una de las claves para hacer realidad el desarrollo sostenible.
  • Autonomía económica: con medidas que apuntan a lograr el empoderamiento de las mujeres y su plena participación en el mercado laboral, alentando la co- responsabilidad en las tareas de cuidado.

Adicionalmente, hay un eje transversal resultado de la interrelación de las autonomías, que apunta a lograr una transformación de los valores culturales que naturalizan las desigualdades entre los géneros. Se apunta a repensar los roles atribuidos a varones y mujeres y su repercusión en el acceso a oportunidades y derechos.

El Plan cuenta con 35 acciones clave y más de 200 compromisos asumidos por parte de los Ministerios y organismos de la Administración Pública Nacional, que se espera que se cumplan para el 2020. Además, tiene un fuerte énfasis en medidas para capacitar a todas las personas que trabajan en el sector público, garantizando que todas las políticas públicas a futuro incluyan la perspectiva de género en su diseño, implementación y evaluación.

Carolina Stanley afirmó que el objetivo final es que la agenda de género sea una prioridad de todos los gobiernos y una política de Estado, ya que no es posible un desarrollo sustentable sin sociedades más igualitarias y libres.

También hizo hincapié en que necesitábamos de un plan que relacione las Oportunidades y los Derechos con las cuestiones de Género en el país, asegurando que en Argentina, nacer varón o mujer determina el acceso a las Oportunidades y los Derechos. Para ilustrar esto, compartió algunas cifras: la brecha de género en la tasa de participación en el mercado de trabajo en Argentina es del 20%, y solo el 47% de las mujeres son económicamente activas. Asimismo puntualizó en el trabajo doméstico no remunerado que realizan las mujeres, quienes dedican en promedio 4 horas y 20 minutos a tareas de cuidado, hecho que las lleva a tener vínculos más precarios con el mercado de trabajo, y remarcó que las mujeres nos encontramos escasamente en espacios de decisión, tanto en el ámbito público como privado.

Por otro lado el Plan apunta a trabajar fuertemente en la producción de datos y generación de información desagregada por género, lo que va a permitir elaborar diagnósticos mucho más precisos con los que mejorar las políticas públicas.

Hasta el momento, la agenda feminista en Argentina puso en el centro de la escena a la violencia de género. Ahora debemos también ocuparnos de la independencia económica.

Pero es importante recordar que ya contamos con muchas leyes que buscan garantizar la igualdad de género, y que estas no se están cumpliendo. Lo que pide la sociedad civil es que haya transparencia en los datos de cómo se implementa el plan, para saber cómo avanza y asegurar que se cumplan sus objetivos. Además de que es imprescindible no desfinanciar aquello que ya está en vigencia.

Muchos sectores del colectivo feminista apoyaron y presionaron para que se esté lanzando el PIOD. Planes como este demuestran que finalmente se están materializando años de lucha para erradicar la discriminación y la desigualdad de género, aunque el camino que resta para conseguirlo sigue siendo largo.

 

2019-01-25T19:27:25+00:00