¿Podrá la Argentina para alcanzar la igualdad de género en el 2030?

La Argentina se encuentra en el cuadrante de países que presentan niveles de igualdad de género relativamente altos, aunque su velocidad de avance fue calificada como lenta.

 

Por Tatiana Ardissone

El análisis del informe Bending the Curve Towards Gender Equality by 2030 o Doblar la Curva Hacia La Igualdad de Género para 2030  realizado por Equal Measures 2030 (2020) revela que 67 de 129 países, donde viven 2.100 millones de niñas y mujeres, al ritmo actual no lograrán alcanzar ninguno de los cinco (5) objetivos de igualdad de género para 2030. El informe se basa en cinco factores claves: el acceso a métodos para la planificación familiar, el nivel de educación recibido por las niñas, el liderazgo político, la existencia de leyes para la conformación de espacios de trabajo inclusivos y la seguridad. La buena noticia es que si todos los países adoptaran la velocidad de avance hacia la igualdad de género de los países más acelerados, entonces, prácticamente tres cuartos (¾) de las niñas y mujeres a nivel global vivirían en países que alcanzaron cuatro o hasta cinco fenómenos claves mencionados para el año 2030.

En este sentido, un obstáculo que es importante tener en cuenta es que muchas mujeres y niñas dentro de un mismo país enfrentan, a la vez, otras formas de discriminación (por edad, nivel socioeconómico, raza o etnia, lugar de origen). Este fenómeno, denominado ‘interseccionalidad’, entra en disputa con el supuesto de que todas las mujeres enfrentan los mismos desafíos. Por eso, desde Grow enfatizamos en la importancia de tener en cuenta la variedad de opresiones que cada mujer puede llegar a estar viviendo. De lo contrario, podríamos caer en la generación de una igualdad de género sólo para ciertas personas.

Pero, ¿cúal es la situación de Argentina? El informe le otorgó una puntuación general de 71/100. Asimismo, se encuentra en el cuadrante de países que presentan niveles de igualdad de género relativamente altos, aunque su velocidad de avance fue calificada como lenta. A continuación presentamos la performance por factor:

  •  Acceso a métodos para la planificación familiar: lento.
  • Educación secundaria de niñas: medio.
  • Porcentaje de ministras mujeres: lento.
  • Leyes para asegurar la igualdad en ámbitos de trabajo: sin cambios.
  • Seguridad en el espacio público: lento.

Ante estos resultados, invitamos a la acción: ¿qué podemos hacer para generar un rápido progreso hacia la igualdad de género? Aunque no sea una ciencia exacta, el informe sí identificó elementos vitales que jugaron un rol importante en los países que mantienen un acelerado ritmo:

  •  compromiso y priorización por parte del gobierno,
  • inversión coordinada,
  • influencia de defensores de la igualdad de género e
  • implementación de políticas de acción positiva.

Desde Grow agregamos la #corresponsabilidad para el alcance de la igualdad de género en 2030. Esta invita a la acción conjunta y coordinada de los actores más importantes de la sociedad: el Estado, las organizaciones empleadoras y la comunidad para asumir su responsabilidad institucional. Necesitamos de todas ellas, porque la transformación cultural es colectiva.

 

Nota publicada originalmente en octubre del 2020 Ámbito.com

 

La agenda de género en mayo

junio 14th, 2021|0 Comments

La agenda de género en mayo Las políticas públicas con perspectiva de género, desde una mirada crítica Por Bianca Gerenstein ¿Estás al tanto de los últimos avances en materia de igualdad