Chile: la diversidad al poder

 

El pasado viernes 21 de enero, el presidente electo de Chile, Gabriel Boric, presentó lo que será su gabinete a partir del 11 de marzo, cuando asuma la presidencia. El dato sobresaliente del anuncio es la diversidad: diversidad generacional, de género y de orientación sexual, que están presentes en los 24 ministerios que conforman el equipo de gobierno. En primer lugar, más de la mitad de esos ministerios estarán liderados por mujeres: 14 de 24. Al respecto, Boric afirmó que en ese sentido no está innovando, y reivindicó el papel de Michelle Bachelet en la conformación de un gobierno paritario.

Estos números ubican al país en el primer lugar, en América Latina, respecto de la ocupación de cargos ejecutivos por mujeres, con un 58%. Muy cerca se ubican Nicaragua y Costa Rica, con 56% y 55% respectivamente, luego Colombia con un 50%. En el resto de los países no se alcanza la paridad: el promedio de la región es de un 28,5% de mujeres ocupando cargos ministeriales. (CEPAL)

El promedio de edad del equipo de gobierno es de 49 años. Entre los nombres se encuentran compañeros y compañeras del presidente durante las luchas estudiantiles de 2011: Camila Vallejo -a cargo de la Secretaría General de Gobierno-, de 33 años, y Giorgio Jackson, de 34 años -a cargo de la Secretaría General de la Presidencia-. Liderando el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género estará Antonia Orellana, una periodista de 32 años, la más joven del gabinete.

Pero otros nombres también sobresalen del gabinete presentado. Alexandra Benado, como Ministra de Deportes, es una ex futbolsita abiertamente lesbiana. Madre junto a su pareja, milita en Chile por el reconocimiento de la maternidad en las parejas del mismo sexo. Por su parte, Marco Antonio Ávila, un docente abiertamente gay, será quien encabece el Ministerio de Educación. En nuestras sociedades latinoamericanas, la política sigue siendo un espacio hostil para la diversidad sexual. Son escasas las figuras públicas que discuten la heteronormatividad. Contar con dos ministerios a cargo de personas que lo hagan abiertamente, sin duda será un avance para seguir dando pasos en ese sentido.

Por último, uno de los cargos que más resonó por lo simbólico, es el del Ministerio de Defensa, a cargo de Maya Fernández. La nieta de Salvador Allende será quien tenga la responsabilidad de comandar las fuerzas armadas que hace casi 50 años derrocaron a su abuelo, en lo que fue el inicio de la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Las otras mujeres que formarán parte del gabinete son: Izkia Jasvin Siches Pastén (Ministerio de Interior y Seguridad Pública), Antonia Urrejola Noguera (Ministerio de Relaciones Exteriores), Jeanette del Rosario Vega Morales (Ministerio de Desarrollo Social y Familia), Marcela Alejandra Ríos Tobar (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos), Jeannette Alejandra Jara Román (Ministerio de Trabajo y Previsión Social), María Begoña Yarza Saez (Ministerio de Salud), Marcela Ximena Hernando Pérez (Ministerio de Minería), Javiera Alejandra Toro Cáceres (Ministerio de Bienes Nacionales), Maisa Rojas Corradi (Ministerio del Medio Ambiente) y Julieta Brodsky Hernández (Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio)

Este gabinete se presenta en el contexto de la Convención Constituyente, que desde julio de 2021 se está llevando adelante en Chile, y que tiene el objetivo de sancionar una nueva Constitución que reemplace la vigente desde la última dictadura militar, y siente las bases para una nueva sociedad, más justa y más diversa.